Tea Time·Viajes y Experiencias

Equinoccio

Esta entrada llevo posponiéndola ya un tiempo. Os podría decir que he estado muy ocupada este mes, que estaba de aquí para allá haciendo yoqueséqué… En realidad, no he escrito esta entrada hasta ahora porque este año he tenido síndrome post-vacacional, ¡y eso que mis vacaciones terminan mañana oficialmente! Pero este año me ha costado decir adiós al verano, hasta tal punto que mi vena dramática ha estado a punto de hacerme soltar una lagrimilla cuando veía las hojas caídas en el suelo que anuncian el otoño.

Siendo sinceros intenté escribir un borrador de este post hace unas semanas, pero me quedó súper aburrido y un tanto pesimista (que no significa que este no vaya a ser un poco de los dos, pero el anterior superaba récords seguro) y, además, no se me ocurría ningún título bueno que escribir.

Al final me he decidido por “Equinoccio”. ¿Por qué? Porque una amiga que me ha introducido al mundo del yoga este verano, no paraba de mencionarlo. Los días antes de que yo regresara a Inglaterra no paraba de decirme algo así como: “Equinoccio de otoño. 23 de septiembre. Tiempo de cosecha. Déjate preparado todo lo que tengas pendiente, quítate lo que no vayas a necesitar, y prepárate para recibir los frutos de la cosecha que te prepararán para el nuevo año.” Lo sé, lo sé, una palabras puede que demasiado yogis, pero durante una de mis numerosas rayadas mentales, reflexioné sobre el tema y me di cuenta de que este año el consejo me va que ni pintado.

fcffabe3d7b70d74cd8c5029ed9e99c1.jpg

Después de un verano de desconexión total bastante necesario, miraba al nuevo año académico con una mezcla de ambición y recelo. Ambición porque soy una persona que no se contenta con quedarse en el lugar en el que está si no que siempre busca nuevos retos y objetivos que cumplir. Recelo debido a la manera un tanto inesperada en la que acabé el curso pasado y, porque para ser una persona que busca retos, me como mucho el coco antes de salir de mi zona de confort. Sinceramente mi actitud a finales de verano no era la mejor, estaba un poco dando vueltas a cosas pendientes, dejé que la nostalgia se apoderase un poco de mí y me encajoné en una visión que era poco positiva.

Pero la vida no entiende ni de recelo ni de dudas, ni espera a que acabemos de analizar las cosas ni a tener la disposición adecuada. La vida simplemente pasa, y hay que vivirla. Con temores, con cuentas pendientes, y recuerdos entrañables y otros que nos dejan un poco de acidez en el estómago y con millones de “¿y si?” en la cabeza. Así que sin comerlo ni beberlo me encontré en la puerta de embarque de un vuelo que me daba más pereza que otra cosa y un corazón que volaba hacia donde quería sin atender a razones.

Y así empezaron mi septiembre y mi Equinoccio. Mi etapa de cambios, de reinventarme, de vuelta a la rutina, de saldar cuentas pendientes, de dejar atrás algunas cosas para dar la bienvenida a otras, de decidir que comeduras de coco se quedan y se van, y, sobre todo, de armarme de ánimo y fuerza de voluntad para cumplir las metas que me he propuesto este año.

Porque auque hay cuentas pendientes que todavía no esté preparada para saldar en la vida real, ni botes de conserva que esté dispuesta a tirar de la despensa de mi memoria, ni comeduras de coco por las que vaya a dejar de perder el tiempo, la vida no espera.

Ni a mí. Ni a nadie.

Septiembre volvió una vez más, y con él un nuevo año de oportunidades. Hay que empezar a atreverse a vivir, a sentir, a pasar de las dudas, a romper las barreras. Pero, sobre todo, hay que empezar a atreverse a ser quién eres. No quién eres tú en fondo de tu corazón.  Ni quién vas a ser para el resto de tu vida. Simplemente quién eres, hoy y ahora. ¿El resto? Ya lo dejas para el septiembre siguiente.

ed22356bfde197a9834d06b1e14bfe7b

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s